top of page

La importancia de diversificar las fuentes de financiamiento para las organizaciones no gubernamentales, religiosas y comunitarias

En el ámbito de las organizaciones no gubernamentales, religiosas y comunitarias (ONG, FBO y CBO), asegurar una financiación adecuada es fundamental para sostener proyectos e iniciativas impactantes. Sin embargo, depender únicamente de una fuente de financiación puede plantear desafíos y riesgos importantes. En esta publicación de blog exploramos por qué es crucial para estas organizaciones diversificar sus fuentes de financiamiento, los beneficios de hacerlo, así como los posibles inconvenientes de depender de una única fuente de financiamiento.


Por qué diversificar las fuentes de financiación:


  • Estabilidad financiera : tener múltiples fuentes de financiación proporciona una base financiera más estable para las organizaciones. Tener flujos de ingresos alternativos puede garantizar la continuidad de las operaciones y la ejecución de proyectos en tiempos de incertidumbre económica o circunstancias imprevistas. La pandemia del coronavirus (COVID-19) es un ejemplo clásico y es necesario hacer hincapié en la estabilidad financiera. El 48% de las organizaciones benéficas del Reino Unido corren el riesgo de perder sus ingresos voluntarios debido al COVID-19, según una encuesta de 550 organizaciones benéficas realizada por el Instituto de Recaudación de Fondos. Las organizaciones benéficas del Reino Unido corren el riesgo de perder un tercio de sus fondos totales. https://www.bond.org.uk/news/2020/04/how-is-covid-19-affecting-ngos-finances-and-operations/ Las organizaciones que dependen de una única fuente de financiación pueden enfrentar inestabilidad financiera, lo que lleva a interrupciones de programas, despidos de personal y reducción de personal en caso de recortes de fondos o despidos.

  • Mayor flexibilidad : la diversificación permite a las organizaciones perseguir una gama más amplia de proyectos e iniciativas. Pueden abordar diversas necesidades de la comunidad y responder de manera más efectiva a los desafíos y oportunidades emergentes con múltiples fuentes de financiamiento. Las organizaciones pueden comprometer su independencia si dependen de una única fuente de financiación. Estas organizaciones se ven obligadas a realinear sus prioridades para mantener contento a un único financiador. La dependencia excesiva de una fuente de financiamiento puede crear dinámicas de dependencia, donde las organizaciones priorizan las preferencias de los donantes sobre las necesidades de la comunidad, comprometiendo su autonomía y eficacia.

  • Mitigación de riesgos : depender únicamente de una fuente de financiación deja a las organizaciones vulnerables a las fluctuaciones en la disponibilidad de financiación o cambios en las prioridades de los donantes. La diversificación de las fuentes de financiación ayuda a mitigar este riesgo al distribuir la dependencia financiera entre múltiples flujos. Reducir la dependencia de una única fuente de financiación es esencial para gestionar los riesgos financieros de forma eficaz. La separación de fuentes de financiación mitiga el impacto de posibles restricciones de financiación. Las organizaciones pueden verse obligadas a reducir su tamaño o reestructurarse, lo que lleva a despidos de personal, reducción de salarios o inseguridad laboral, lo que afecta negativamente la moral y la retención del personal en caso de recortes de fondos o despidos.

  • Sostenibilidad mejorada : las organizaciones pueden reducir la dependencia de cualquier donante o fuente de financiamiento diversificando las fuentes de financiamiento, mejorando así la sostenibilidad y la resiliencia a largo plazo. Un interesante artículo titulado 'Crisis de financiación de organizaciones benéficas: uno de cada tres teme la dependencia excesiva de una sola fuente' en la revista Business ayuda a comprender la importancia de la separación de fuentes de financiación para organizaciones benéficas: https://thebusinessmagazine.co.uk/companies/charity- crisis-de-financiamiento-una-de-tres-miedo-a-la-dependencia-de-una-fuente-de-financiamiento-única/ Las organizaciones que dependen de una sola fuente de financiamiento son muy susceptibles a cambios en las prioridades de los donantes, crisis económicas o cambios de políticas, que pueden poner en peligro su sostenibilidad y eficacia. La dependencia de una única fuente de financiación pone a las organizaciones en riesgo de sufrir inestabilidad financiera y desafíos operativos, lo que dificulta su sostenibilidad a largo plazo y su capacidad para cumplir su misión.

  • Alcance limitado : las fuentes de financiación únicas pueden restringir la capacidad de las organizaciones para llevar a cabo nuevos proyectos o iniciativas fuera del alcance de los intereses u objetivos del proveedor de financiación, limitando su impacto y relevancia generales. Las fuentes de financiación únicas pueden limitar el alcance y la escala de las intervenciones comunitarias, dejando potencialmente necesidades cruciales sin atender o desatendidas.

Beneficios de contar con recursos de financiación diversificados:


  • Alcance ampliado : las organizaciones pueden llegar a una audiencia más amplia y prestar servicios a más comunidades con múltiples fuentes de financiación, maximizando así su impacto y eficacia.

  • Asociaciones estratégicas : las fuentes de financiamiento diversificadas a menudo requieren que las organizaciones colaboren con una variedad de partes interesadas, fomentando asociaciones y redes estratégicas que pueden amplificar aún más su impacto y alcance.

  • Mejora de la calidad del programa : tener acceso a diversas fuentes de financiamiento permite a las organizaciones invertir en mejoras de la calidad del programa, capacitación del personal y mejoras de la infraestructura, lo que en última instancia conduce a mejores resultados para los beneficiarios.

  • Innovación y crecimiento : diversas fuentes de financiación proporcionan los recursos financieros necesarios para invertir en iniciativas de innovación, investigación y desarrollo de capacidades, fomentando el crecimiento y el desarrollo organizacional.

Diversificar las fuentes de financiación es esencial para la sostenibilidad, la resiliencia y la eficacia de las organizaciones no gubernamentales, religiosas y comunitarias. Estas organizaciones pueden afrontar mejor los desafíos, ampliar su impacto y garantizar su capacidad para servir a las comunidades de manera eficaz en los años venideros adoptando un enfoque de financiación diversificado.


El imperativo de diversificar los recursos de financiación nunca ha sido más apremiante en el ámbito de la sostenibilidad organizacional. Sin embargo, muchas organizaciones se encuentran atadas a un único método de financiación, y a menudo dependen únicamente de subvenciones de agencias donantes. Esta firme dependencia plantea preguntas críticas para el liderazgo organizacional: ¿Por qué persistir con un enfoque de financiamiento singular, especialmente cuando conduce a una cascada de crisis, desde problemas financieros hasta rotación de personal y un impacto disminuido? Las repercusiones son profundas para las organizaciones arraigadas en este ciclo. Se encuentran atrapados en un ciclo perpetuo de crisis al luchar con una mala gestión de proyectos, una mayor rotación de personal, mecanismos de presentación de informes ineficaces, relaciones tensas y un impacto disminuido. Además, este enfoque monolítico erige inadvertidamente barreras para conseguir financiación de agencias donantes alternativas: un clásico síndrome del "huevo y la gallina".


En mi próximo blog, investigo estrategias viables para que las organizaciones se liberen de este ciclo y cultiven múltiples recursos y métodos de financiación. Únase a mí mientras exploramos los caminos hacia la resiliencia y la sostenibilidad organizacional en un panorama de financiamiento en constante evolución.

18 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page